Blog de cristinasotodelgado

La teatralidad en Ingmar Bergman y Persona

“La verdadera representación no tiene lugar en el escenario sino en el interior de las personas que asisten al teatro”

 

La relación de Bergman con el teatro profesional, se inicia en 1940, cuando trabaja como director asistente en el Teatro Dramaten de
Estocolmo. Desde este momento, él nunca abandonará los escenarios y será un gran director de actores en el cine. Hay diversas referencias al teatro en la película Persona. El propio título de la película remite al término ´persona` que deriva del de `máscara´ usado por los autores clásicos. El personaje central de la obra, Elisabeth, hace referencia a Electra, una de las obras más importantes de la tragedia griega. La segunda influencia que nos remite a Persona es la que se encuentra en Luigi Pirandello, que maneja la técnica
psicoanalítica del psicodrama que tanto le gusta a Bergman. La tercera fue la de Strindberg. Influencia literaria que perdurará desde la adolescencia, y que evolucionará hacia la crítica social y sus difíciles relaciones con las mujeres. No cabe la menor duda del carácter autobiográfico en la obra del dramaturgo, coincidiendo con Bergman, en el tormento de la incertidumbre y en una concepción muy pesimista de la vida. La cuarta influencia más notable es la de Bertolt Brecht. Bergman sigue la `técnica del distanciamiento´, empleada por éste. Él representa situaciones imaginarias a las que el espectador, es invitado a reaccionar de una manera crítica, imponiéndole un continuo balancín entre ficción y realidad como ocurre en la película Persona. En nuestro caso concreto, muestra como la cinta se atasca
en el proyector provocándonos una regresión desde la ficción a la realidad. De acuerdo con el Método Stanislavski, el actor tiene que ser el parásito del personaje, para darle verosimilitud y un éxito futuro. Elisabeth analiza y estudia el comportamiento de Alma, así como hace un actor, para introducirse en su personaje. La señora Vogler, se nutre literalmente de Alma, a través de la sangre que absorbe de su brazo.

Pero sin duda, la influencia más evidente en toda su obra es el teatro y cine de cámara. Bergman llegó a afirmar que tanto Persona como la siguiente trilogía, serían películas de cámara, por sus antecedentes más cercanos: el teatro íntimo de cámara. Los primeros dramaturgos reaccionaron contra la propuesta del teatro clásico, generando un efecto más íntimo en un público menos numeroso. En el cine se reducirán los personajes, para darles un tratamiento psicológico. La teoría del `teatro íntimo´ de Strindberg, se basa en una sobriedad de elementos, con la reducción de personajes y mayor énfasis en la intensidad de conflictos dramáticos, a la manera del `teatro de cámara´ que utiliza en nuestra película Persona: reduciendo el espacio, al máximo exponente, transcurriendo la historia en un
periodo muy corto de tiempo, y concentrando la escena en casa gesto, susurro o pausa que profundicen en los huecos más profundos del alma. Bergman levanta el plano psicológico para traducir así un sentimiento de terror, alineación, y en definitiva, la deshumanización de la cultura. Así consigue transformar su vida psíquica en realidad dramática representándolo a través de dos personajes que constituyen las dos caras de una misma persona: “De manera que no tengo más finalidad que yo mismo. Es una especie de verdad personal…por el hecho de que tiene valor para mí”. Reafirmándose junto a Strindberg:”Cada uno sólo conoce una vida, la suya”.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: